Laboratorio estilo Edison

No es mi propósito ni lo ha sido nunca, crear un blog para expresar mis quejas y opiniones personales. Pero lo de esta tarde raya lo ridículo. Aviso antes de empezar, que este será uno de los pocos artículos de opinión y que debe considerarse sólo a título personal sin que mi voz represente a nadie más que a mí.

Ya comenté en la entrada anterior que la aplicación de los principios teóricos en clases prácticas es una de las mejores formas de estrujarnos un poquito el cerebro y grabar lo que hemos aprendido en clase. Este tipo de conocimiento es especialmente relevante en carreras técnicas y adquiere el carácter de esencial en las carreras de ingeniería (a pesar de que los programas universitarios españoles parecen sugerir lo contrario). Para poder desarrollar estas clases hacen falta unas infraestructuras y materiales muy caros y específicos, que hay que ir renovando y sustituyendo con el tiempo.

Me siento profundamente avergonzado cuando paso cuatro horas de laboratorio trabajando con material que me triplica o cuatriplica (no exagero para el caso del voltímetro y cia.) la edad. Como alumno de la Universidad Politécnica de Madrid esperaba mucho (muchísimo más) y bastante mejor de sus laboratorios. Siento decirlo, pero se han visto superados, muy de lejos, por el buen hacer, el esfuerzo y el entusiasmo de los profesores del departamento de Tecnología (que engloba tecnología industrial, electrotecnia, fundamentos de electrónica y tecnología) del IES Mateo Hernández de Salamanca, el modesto instituto de secundaria público en el que cursé el bachillerato.

No quiero que la entrada se avinagre, pero al menos en mi instituto, desde la ESO, nos dejaban montar nuestros propios circuitos con fuentes de alimentación, placas board, resistencias, condensadores, bobinas y reóstatos de menos de treinta centímetros.

Es posible que esté siendo demasiado duro, pero para mi solo hay una palabra para describir la práctica de hoy (salvando tal vez la parte del osciloscopio): decepcionante.

PD: no me gustaría “criticar y ya”; si alguien quiere sabe como lo haría yo que contacte conmigo, estaré encantado de ayudar. Para empezar, podrían implicarnos más haciendo que diseñasemos nosotros los circuitos que luego vamos a montar (para aprender a construir un circuito) que analizasemos previamente (con el software libre de abajo, por ejemplo) qué vamos a ver en el laboratorio y utlizar resistencias y demás elementos eléctricos que algunos de mis compañeros no han manejado nunca.

2 comentarios en “Laboratorio estilo Edison

  1. Pingback: Cuestión de confianza « Ingenieros en apuros
  2. Pingback: El final del principio « Ingenieros en apuros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s