Aumento de tasas universitarias (I): Decretos

Este es el primero de una trilogía de artículos acerca del aumento de tasas universitarias para el sistema universitario público español. La ordenación de los artículos comienza con la lectura de los decretos y el análisis de lo que en ellos se especifica, con una segunda entrada enunciaré las medidas paliativas que se han tomado y propuesto por parte de los representantes estudiantiles y los dirigentes de las universidades públicas; y por último, un artículo personal de opinión acerca de la subida y sus consecuencias.

Antes de materializase la subida de tasas, la batería de acciones llevadas a cabo por las distintas administraciones contra los presupuestos de instituciones educativas, crearon un clima de tensión social, malestar, nerviosismo y preocupación, campo de cultivo de rumores y negras profecías. Muchas de ellas acertadas, como se comprobó con el Real Decreto Ley del viernes 20 de Abril, bajo el título de “Medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo“.

Tomando prestadas las palabras del ex-rector de la Universidad Politécnica de Madrid, el catedrático Javier Uceda, unas medidas de racionalización del gasto buscan resolver situaciones irracionales que no existen en nuestras instituciones educativas. Yo añadiría que gasto no refleja la realidad de la educación, es preciso recordar que se trata de una inversión, la mejor.

Investment in knowledge pays the best interest, Abraham Linconln

Antes de repasar las medidas, sugiero una lectura del RD-L 14/2012 para conocer de primera mano las medidas establecidas.

Pasando directamente al título II, comprobamos que se modifican o añaden algunas consideraciones adicionales a la Ley Orgánica 6/2001 en las que no entraré, a pesar de su interés. Tan sólo mencionar que se decide medir la dedicación de los docentes en ECTS, unidad de medida diseñada para cuantificar el esfuerzo de un alumno.

Alcanzamos el apartado b) del artículo 81.3 donde se establecen los intervalos de las tasas universitarias en función del coste calculado de cada titulación expresados como porcentajes de dicha cantidad:

En cuanto a las becas que cubren la matriculación en estudios oficiales, se distribuyen las aportaciones entre el Estado, que abona el equivalente al precio inferior de la horquilla, véase un 15% en 1ª matrícula; y las Comunidades que abonan la diferencia entre ese precio mínimo y el que decidan fijar.

Con este real decreto se desató la polémica, por el contenido y por las formas, comenzando un nuevo baile de cifras y rumores acerca de los precios que alcanzarían las matrículas a la espera de que las CCAA las fijasen. Centrándonos en la Comunidad de Madrid, pudimos salir de dudas con el Decreto 66/2012 del 5 de Julio donde la CM establecía a través de su consejería de educación los precios máximos aplicables, además de reducir a cinco los niveles de experimentalidad.

El precio en euros por crédito queda:

Estos precios son válidos para créditos ECTS (es decir, para los grados de Bolonia) y para los créditos de diplomaturas y licenciaturas de la legislación anterior.

Se establecen en el artículo 11 dos formas de pago: con un único ingreso, o de forma fraccionada con ingresos del 50% al formalizar la matrícula, un 25% la primera quincena de Diciembre y el 25% restante la segunda quincena de Enero (excepto matrículas menores de 350€).

Lo último que comentaré es el artículo 13 dónde se establece que para materias sin docencia, como ocurre en planes en extinción, se abonará el 25% del coste de los precios del crédito o asignatura, sin especificar de que matrícula se trate.

Con los datos en la mano, podemos decir que para una ingeniería cualquiera (incluidas en grado 3 de experimentalidad), el curso completo en un grado queda en: 1608.6 € en primera matrícula, para 60 créditos ECTS. Para un estudiante con siete primeras matrículas y tres segundas: 1983€ y si tiene seis primeras, tres segundas y una tercera: 2357.82€. Cuando ese estudiante sea extra comunitario, no residente, en los mismos supuestos, su año costará invariablemente: 7142.40€. Si todas las asignaturas son en primera matrícula, supone un 344% más que un estudiante español.

Estas son las medidas tomadas por las administraciones para las universidades públicas de la CM. He tratado de ser objetivo y presentarlas de manera limpia y sin valoraciones, extrayendo los apartados más interesantes. En el próximo post recorreremos las reacciones y propuestas que han surgido de la comunidad universitaria madrileña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s