Encuesta del mes: ¿cuánto conoces a tu universidad?

Me siento un poco triste al ver que ha pasado un mes entero desde el último post y no he escrito nada. Presiento que este año el blog sufrirá un pequeño abandono por mi dedicación a Delegación,  aunque intentaré escribir siempre que me sea posible.

Los resultados de la encuesta propuesta el mes anterior, con una pregunta difícil que todos nos hemos planteado alguna vez, son gratificantes, desde mi punto de vista: un 79% de los participantes creen que las notas que obtienen dependen en más de un 70% de ellos mismos, del esfuerzo que realizan y las horas que le dedican a los estudios. Tan sólo un 8% cree que su nota no depende mayoritariamente de sí mismos y un 13% opina que sólo tiene una influencia de entre el 50 y el 70%.

Yo me confieso parte del 41% que cree que ellos deciden su nota, con un impacto sobre ella de más del 85%. Por supuesto, siempre hay un pequeño margen para despistes y mala suerte en general, esto nos impide ser responsables al 100% de nuestros resultados, aunque estoy convencido de que juega un papel marginal en nuestros resultados agregados.

Los resultados son gratificantes porque muestran el alto nivel de responsabilidad de los lectores de este blog con sus resultados y esto será uno de los pilares fundamentales de un buen desarrollo personal. En la cultura española, o mediterránea, los malos resultados solemos atribuirlos a un agente externo (de aquí vienen muchas carencias en otros ámbitos, como la política, en las que no entraré) mientras que los éxitos son siempre nuestros. Este comportamiento, que para algunos les parecerá intrínseco de la naturaleza humana, es sin embargo, cultural (al menos en un buen tanto). En otras culturas cercanas a la nuestra, como puede ser la anglosajona (aunque podríamos hablar más ampliamente del área de influencia del movimiento protestante), el concepto de responsabilidad es bien distinto y suele recaer sobre el individuo, y no sobre algo exterior a él.

Con las respuestas ofrecidas a la encuestas del mes pasado, los lectores de este blog han demostrado que ellos también sienten esa responsabilidad de sus decisiones y actitudes, se saben causantes directos de sus resultados académicos y responden de ello.

Ser consciente de que tus resultados sólo dependen de tí es el primer paso para conseguir lo que sueñes alcanzar. Con mucho esfuerzo y trabajo, fabricarás los mejores resultados y hasta la buena suerte.

No obstante, uno de los fenómenos más repetidos en las últimas décadas con el boom tecnológico es el de infrautilización de las herramientas a nuestro alcance. Desde nuestro móvil de última generación, a nuestro portátil, pasando por el coche, la calculadora y demás trastos electrónicos.

Eso sí, la infrautilización no es algo novedoso, no sólo los cachivaches llenos de transistores sufren este fenómeno, es algo tan viejo como la civilización. Aquellos personajes de la historia que mejor conocían y explotaban las posibilidades que les otorgaban las instituciones de sus estados brillaron con más fuerza que nadie. Actualmente seguimos en una etapa de desarrollo similar. Para el hombre de a pie, muchos de sus derechos son vagas ideas en su mente, esto provoca infrautilización de su capacidad como ciudadano.

Aunque no es necesario irse tan lejos: ¿cuántas becas distintas conoces en tu universidad a las que puedes optar?¿podrías enumerar los distintos órganos que dirigen tu Escuela o Facultad?¿sabes a qué tienes derecho como estudiante?¿hasta dónde puedes influir en el rumbo de tu universidad y las decisiones sobre tus estudios?¿conoces las líneas de investigación que desarrollan tus profesores?¿cuántos laboratorios puedes utilizar para fines académicos?

Todas estas respuestas obtendrían variadas respuestas entre los alumnos de mi Escuela y sospecho que muchos se encogerían de hombros sin más. ¿qué grado de infrautilización existe en las universidades públicas españolas?¿Explotan los alumnos todas las herramientas que tienen a su disposición?

Para dejar de sospechar y tener algún punto de partida sobre el que discutir, me gustaría saber: ¿Cómo de bien conoces a tu universidad?

En el sentido de: su estructura, tus derechos y deberes como estudiantes, las herramientas a tu disposición para PFCs o PFGs, becas de colaboración, etcétera.

Gracias por participar y por leerme.

Un comentario en “Encuesta del mes: ¿cuánto conoces a tu universidad?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s