Despedida

Nunca pensé utilizar jamás este blog para escribir una entrada como esta. Pero la distancia me impide acudir a dar mi último adiós a mi compañera y compartir el dolor de todos los que conformamos la familia del GIE y de la Escuela de Minas. Sirva esta pequeña entrada de modesto homenaje y sentida despedida.

Ayer, en la tarde del 12 de Diciembre, conocía que una de mis compañeras de la primera promoción del Grado en Ingeniería de la Energía fallecía de forma fulminante e inesperada mientras se encontraba en las instalaciones de investigación en Getafe de la Escuela de Ingenieros de Minas y Energía. Los imprevisibles e incomprensibles azares de la vida nos privaban de la bella sonrisa, el extrovertido carácter e inolvidable acento francés de Kenza Skalli para siempre.

El dolor de la pérdida de cualquier compañero de aventuras durante cuatro años, acrecentado por el drama de que sea alguien tan joven, se une al de las particulares bondades de las que Kenza nos hizo partícipes a quienes compartimos con ella algunos momentos. Su alegría de vivir, eterna indignación y voluntad de cambiar el mundo para hacerlo un lugar más justo no hacen otra cosa que agrandar el absurdo y la incredulidad de su muerte.

Como delegado de la titulación durante varios años, mi preocupación por conocer e intentar resolver los problemas de mis compañeros, con un sincero compromiso por comprenderlos y compartirlos, ha hecho que mis compañeros de carrera, los #energéticos, sean algo más que simples acompañantes en el camino. Hasta cierto punto, la responsabilidad adquirida con cada uno de ellos ha hecho que les sienta a cada uno como parte de una gran familia. Kenza trabajó conmigo para evitar que el cambio en la ley que obligaba a pagar a los estudiantes extra-comunitarios una cantidad exorbitada como matrícula no surtiera efecto. Lo conseguimos, con mi pequeña aportación, su determinación y la de otros compañeros en su misma situación, nunca se llegó a aplicar a nadie.

A pesar de haber compartido pocos momentos juntos, instantes como ese me demostraron que tenía delante no sólo a una compañera alegre y guapa, sino a una mujer determinada a dejar su huella en el mundo, un enorme ser humano con ganas de disfrutar de la vida y contribuir a hacer de este planeta un sitio un poco mejor. En los pocos años que hemos podido disfrutar de su compañía, sin duda lo ha logrado en todos y cada uno de nosotros.

Tu huella perdurará con tu sonrisa y alegría viviendo en nuestros corazones.

Gracias por todo Kenza, descansa en paz. Hasta siempre.

Aprovecho para enviar mi más sentido pésame a la familia y también a los amigos y amigas más íntimos. A pesar de la ominosa distancia física, mi alma y mi corazón están hoy con todos vosotros, un abrazo enorme.

Un comentario en “Despedida

  1. todos los apuntes me ha sido de mucha utilidad, soy bachiller en ingenieria e3lectronica y electrica, estoy repasandolo, para buscar empleo, ya que no tengo experiencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s